El uso de la terapia con estatinas para reducir el riesgo Cardiovascular en los pacientes de edad avanzada

20 Ago

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en las personas mayores, y más del 80% de muertes se da por la enfermedad cardíaca coronaria o ictus, principalmente en pacientes mayores de 65 años de edad. La hiperlipidemia es uno de los principales factores de riesgo modificables de la  enfermedad cardiovascular. Las guías actuales recomiendan el uso de estatinas para reducir el colesterol de baja densidad, en función del riesgo cardiovascular de un individuo, y establecer claramente que la edad avanzada no debería ser una barrera para el tratamiento. A pesar de amplias pruebas que demuestren un claro beneficio con la terapia con estatinas en personas mayores, esta población permanece crónicamente tratada con dichos medicamentos. La incidencia de enfermedad cardiovascular (CV) aumenta considerablemente con la edad, aumentando los eventos de la misma, la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares y el tratamiento antidiabético son factores de riesgo significativos en las personas mayores.

Los perfiles farmacocinéticos de estatinas han demostrado que difieren poco en jóvenes y sujetos mayores, sin embargo, mientras que la terapia hipolipemiante  es muy poco utilizado en la edad madura, a pesar de las amplias pruebas de una reducción de riesgo cardiovascular asociados con el tratamiento con estatinas en este  grupo de edades.

La simvastatina Estudio de supervivencia (4S), el colesterol y Eventos recurrentes (CARE) ensayo y la intervencion a largo plazo con pravastatina en enfermedad isquémica (LIPID)
demostraron que la terapia con estatinas para la prevención secundaria fue efectivo de manera comparable en los pacientes mayores y sus homólogos más jóvenes.

Estudios diseñados específicamente para hacer frente a los pacientes mayores, como el Estudio prospectivo de Pravastatina en la tercera edad en situación de riesgo (PROSPER)  también mostraron una reducción significativa en el tasa de eventos CV. El beneficio del tratamiento con estatinas para la prevencion secundaria en pacientes de edad avanzada ha sido recientemente confirmada por un meta-análisis de nueve ensayos clínicos, que llegó a la conclusión que la reducción de la mortalidad asociada al tratamiento con estatinas  en pacientes mayores resulto mayor a lo estimado. Los datos sobre el beneficio del tratamiento con estatinas en los pacientes ancianos son convincentes, y apoyar la afirmación contenida en el Programa Nacional de Educacion del tratamiento de ColesterolnPanel III (NCEP ATP III), en donde se establece en las directrices que la edad no debe ser una barrera para tratamientos de este tipo. Sin embargo, los pacientes ancianos suelen permanecer sin tratamiento. Tras la actualización del NCEP ATP III en 2004, el análisis mostró que entre las personas mayores de muy alto riesgo, el 85% de pacientes recién han iniciado el tratamiento con estatinas.

Varios factores pueden contribuir a esta falta de proporcionar el tratamiento apropiado con estatinas. En primer lugar, pese a las pruebas del claro beneficio en pacientes de mayor edad, la proporción de estos pacientes matriculados en los ensayos con estatinas fundamental a menudo ha sido relativamente bajo, sobre todo los mayores de 70 años de edad. La menor proporción de pacientes de mayor edad en estos estudios pueden conducir a una percepción errónea sobre la fuerza de los datos disponibles sobre el uso de estatinas en personas de mayor edad, aumentando la incertidumbre que surje entre los médicos y los contribuyentes, como tambien en los pacientes y sus familias. Otro factor importante es que en los pacientes de edad avanzada se espera que la funcion del  hígado y riñón han disminuido, baja estatura y la fragilidad general. Como resultado de tales caracteristicas, las estatinas a dosis altas se considera habitualmente que cause efectos adversos en pacientes de edad avanzada, a pesar de la falta de evidencia para apoyar tal afirmación, y esto pueden contribuir a la infratratamiento de hiperlipidemia en este grupo de pacientes. Además, los pacientes mayores son a menudo  recetados con múltiples medicamentos y la posibilidad de interaccciones aumenta lo que podria limitar el uso de ciertas estatinas. Para abordar el problema de tratamiento insuficiente en los pacientes mayores, los médicos deben adaptar el tratamiento, basado en el riesgo cardiovascular global de cada individuo, independientemente de su edad. En otras palabras, la edad no debe constituir una barrera para el tratamiento adecuado con estatinas para la prevención del riesgo cardiovascular.

REFERENCIA:

N. K.Wenger1 and S. J. Lewis. Use of Statin Therapy to Reduce Cardiovascular Risk in Older Patients. Volume 2010. Hindawi Publishing Corporation. Current Gerontology and Geriatrics Research. Disponible:http://downloads.hindawi.com/journals/cggr/2010/915296.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: