Prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular con estatinas. ¿Hasta dónde? (ARTICULO DEL CURSO)

5 Ago

OBJETIVO

Revisar la eficacia de las estatinas en la prevención secundaria cardiovascular. Se analiza si está justificado el empleo de una terapia intensiva con estatinas, tan postulada en los últimos años, con el objetivo de alcanzar niveles muy bajos de c-LDL (<70 mg/dl). También se aborda la cuestión de si hay un nivel de c-LDL por debajo del cual no se obtiene un beneficio cardiovascular. Por otro lado, se revisa el papel del colesterol en la enfermedad cerebrovascular y la eficacia de las estatinas en la prevención secundaria del ACV.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se realizó una búsqueda bibliográfica de ensayos clínicos aleatorizados realizados en pacientes con enfermedad cardiovascular publicados en la base de datos Medline (1966 – febrero 2008) y en la base UpToDate.

CONCLUSIONES

Las estatinas han demostrado disminuir la morbimortalidad  cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria y enfermedad aterosclerótica con muy diferentes rangos de colesterol. La terapia intensiva con altas dosis de estatinas para alcanzar bajos niveles de c-LDL (70-80 mg/dl) en pacientes con enfermedad coronaria estable solo ha demostrado escasos beneficios en pacientes seleccionados y en variables combinadas de dudosa justificación.

Estos beneficios son pequeños y no se mejora la supervivencia de los pacientes con enfermedad coronaria. La terapia intensiva aumenta notablemente los efectos adversos y plantea unos objetivos de c-LDL para los que hay que recurrir a dosis en ocasiones no toleradas por los pacientes. Las recientes recomendaciones de objetivos de c-LDL <100 mg/dl o <70 mg/dl son extrapolaciones de estudios y de datos epidemiológicos pero no se derivan de los resultados de ensayos clínicos debidamente diseñados. Se debería tener en cuenta otras fracciones lipídicas como el c-HDL, además del c-LDL, antes de realizar un tratamiento intensivo.

El colesterol no es un factor de riesgo del ACV. A pesar de  ello, hay un grupo de pacientes que se benefician del tratamiento con estatinas. No obstante, no se debería recomendar sistemáticamente el tratamiento con estatinas a todo aquel paciente que ha tenido un ACV.

REFERENCIA:

LOPEZ A.A., IMIZCOZ M.A.,” Prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular con estatinas. ¿Hasta dónde” Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra. VOLUMEN 16, Nº 2 MAYO 2008.

Descarga virtual disponible en: http://www.navarra.es/home_es/Temas/Portal+de+la+Salud/Profesionales/Documentacion+y+publicaciones/Publicaciones+tematicas/Medicamento/BIT/Vol+16/BIT+16+2.htm

9 comentarios to “Prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular con estatinas. ¿Hasta dónde? (ARTICULO DEL CURSO)”

  1. estatinas agosto 7, 2010 a 11:26 pm #

    Compañeros este es el artículo No. 1 de la guía de trabajo.

  2. Grupo: Carlos Rolando Palencia agosto 8, 2010 a 1:46 am #

    El tema del uso del tratamiento con estatinas en la prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular, es bastante controvertido, ya que a pesar de que el colesterol no es un factor de riesgo de un accidente cardiovascular y no existe ninguna relación demostrada entre los niveles de colesterol y el riesgo de padecer un accidente cerebro vascular; las estatinas han demostrado ser eficaces en la prevención de la mortalidad total coronaria, como prevención secundaria en pacientes con colesterol elevado. Sin embargo los beneficios de dicho tratamiento es muy cuestionado, ya que no se posee un valor de colesterol total o c-LDL por debajo del cual ya no se obtiene ningún beneficio, por ejemplo, en estudios realizados (4s, y LIPIDIC), demostraron que si los niveles de colesterol son elevados (150 a 188mg-dl), en pacientes con enfermedad coronaria (infarto o angina), el tratamiento con estatinas reduce la mortalidad coronaria y total, pero otros estudios (CARE), demuestran que si el colesterol es menor de (139mg-dl), el tratamiento disminuye los episodios coronarios, mas no la mortalidad coronaria cardiovascular o total. Pero en pacientes con enfermedad aterosclerotica, de alto riesgo cardiovascular (diabéticos, coronarios, vasculares, ya sean mujeres u hombres) y que presentan niveles de colesterol menores a 116mg-dl, se ven beneficiados con el tratamiento con estatinas en términos de morbilidad coronaria y vascular.
    Debido a estas diferencias de resultados se estableció que para tratar a los pacientes de prevención secundaria, el nivel deseable de c-LDL es aquel que sea menor a 100mg-dl, lo que llevo a la utilización de altas dosis de estatinas con el objetivo de alcanzar dicha cifra, lo cual repercutió de sobremanera en el incremento de los efectos adversos y en los escasos beneficios, provocando que el porcentaje de abandono del tratamiento aumentara, demostrando que los efectos adversos son proporcionales a la dosis prescrita.
    El tratamiento con estatinas en la prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular, es sumamente eficaz, pero el problema radica en que actualmente existen un mayor numero de tratamientos en la prevención primaria, lo cual resulta un tratamiento ineficiente, debido a que la mayoría de estos pacientes están recibiendo el tratamiento sin antes haberse valorado su riesgo cardiovascular, por lo que no se espera un resultado positivo del tratamiento, por lo que basar el inicio del tratamiento con estatinas en los niveles de colesterol no tiene mucho sentido por la poca relación entre colesterol y ACV. Este punto se ve apoyado, ya que le beneficio obtenido por las estatinas y que no se ven con otros hipolopemiantes, supone que sus efectos se dan por sus acciones antiaterotromboticas mas que su capacidad para bajar el colesterol, observándose efectos de mejora en la función arterial, efectos antiagregantes e incluso mejora de la fibrilación auricular.

  3. Sofi, Rosario, Angie, Lucia, Diana, Melina agosto 8, 2010 a 1:48 am #

    Mediante el articulo leído podemos comentar que:

    El uso de estatinas, que disminuyen los niveles de colesterol en el organismo, especialmente los niveles de LDL, han mostrado eficacia en la prevención secundaria de enfermedad cardiovascular cuando se utiliza en pacientes en enfermedad coronaria con colesterol elevado, en pacientes con muy alto riesgo o con enfermedad arteroesclerótica, en ancianos con enfermedad coronaria; mientras que no ha mostrado beneficio cuando se utiliza como terapia intensiva con altas dosis, al mismo tiempo aumenta la frecuencia de efectos adversos. Tampoco muestran beneficios en pacientes con enfermedad coronaria con niveles normales de colesterol. Es importante notar que se debe conocer el Riesgo Cardiovascular antes de iniciar el tratamiento con estatinas y que deben utilizarse para disminuir el riesgo primario y secundario de enfermedad cardiovascular.

    Se debe destacar la diferencia entre la prevención primaria y la prevención secundaria, donde para la primera los pacientes hipercolesterolémicos se benefician en menor proporción ante un tratamiento con estatinas, mientras que en la prevención secundaria los beneficios ante un tratamiento con estatinas es mayor ya que disminuye el número de episodios cardiovasculares y principalmente la morbimortalidad. Recordemos que la prevención secundaria es específica para pacientes que han sufrido algún episodio cardiovascular y ahora también se dice que es para pacientes con alto riesgo de padecer algún trastorno que pueda afectar su salud y bienestar. De los tres estudios realizados se puede concluir que en el Estudio 4S, evaluando a la Simvastatina se obtuvo un resultado favorable ya que este disminuyo la mortalidad total, en el estudio CARE se evaluó la eficacia de la Pravastatina en donde redujo hasta un 3% el riesgo absoluto. En el estudio LIPID también se evaluó a la Pravastatina donde se redujo en un 1.9% el riesgo absoluto comparado con un placebo. En el estudio especial HPS se evaluó la prevención a sufrir algún episodio cardiovascular con la toma de 40mg de Simvastatina para lo cual este medicamento fue muy eficaz ya que pacientes con riesgo, sin riesgo o que ya habían sufrido algún episodio cardiovascular con anterioridad disminuyeron los episodios coronarios, esto fue independiente de la edad y sexo de los pacientes. A partir de estos estudios se concluye en que las estatinas son eficaces ante diferentes rangos de colesterol, pero que deben tomarse en dosis estándar para no padecer de efectos adversos. En las mujeres las estatinas sirve para la atención secundaria para disminuir los episodios cardiovasculares pero no para disminuir la mortalidad, así que se debe tomar en cuenta que este medicamento en mujeres se puede tomar como preventivo pero no como tratamiento definitivo.
    En pacientes de más de 65 años que padecen de enfermedad coronaria, los infartos, accidentes cerebrovasculares disminuye la mortalidad en una forma significativa porque se benefician del tratamiento con estatinas. En pacientes con Síndrome Coronario Agudo y el Colesterol no elevado el tratamiento con estatinas ha producido beneficios a corto plazo. Las estatinas la capacidad que tienen especialmente a dosis altas es de disminuir de una forma importante la concentración de Cldl y lo ha convertido en el principal indicador en el manejo del paciente en prevención secundaria.
    Los objetivos agresivos de c’LDL proporcionan escasos beneficios clínicos y aumentan los efectos adversos. Los ancianos con enfermedad coronaria se benefician con las estatinas en términos de morbimortalidad. Las estatinas no han mostrado un beneficio significativo en términos de morbimortalidad en pacientes con insuficiencia cardíaca con colesterol no elevado. Las estatinas a altas dosis aumentan los efectos adversos.Como se observó en lo anteriormente mencionado, el artículo de prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular con estatinas; nos muestra la importancia de las estatinas en la atención secundaria. Ya que el hecho de que las estatinas sean inhibidores competitivos de la enzima β-hidroxi-β-metilglutaril coenzima A reductasa (HMG-CoA reductasa), hacen que esta ya no transforme al β-hidroxi-β-metilglutaril coenzima A a mevalonato, el cual es el compuesto intermediario en la síntesis del colesterol, la importancia de inhibir esta reacción catalizada por la mencionada enzima es que esta (la reacción) tiene un sentido directo, es decir es irreversible lo que hace que la enzima sea la reguladora de la síntesis de colesterol endógeno, por lo que las estatinas al inhibirla estarán inhibiendo la síntesis del colesterol endógeno celular, más no tienen influencia en la concentración del colesterol exógeno. Debido a que las estibinas inhiben la síntesis de colesterol endógeno, aumentan la aparición de receptores celulares de LDL de alta afinidad, ya que las células están presentando una disminución de colesterol endógeno buscan la entrada de colesterol exógeno (el cual es llevado del hígado hacia ellas por las lipoproteínas llamadas LDL). Lo que incrementa el índice de fracción catabólica de las LDL. Al no existir síntesis de colesterol endógeno en el hígado, este órgano absorbe para sí y para la distribución a las VLDL las cuales son las precursoras más directas de LDL en el torrente sanguíneo. La suma de estos efectos hace que se reduzca la cantidad de LDL en el torrente sanguíneo y de triglicéridos ya que el hígado está captando a las VLDL.
    Uno de los factores que contribuyen al riesgo cardiovascular es la acumulación de colesterol en las arterias, lo que hace que sea necesaria su disminución a nivel sérico para disminuir tal riesgo. Por todo lo anterior el uso de las estibinas es necesario en pacientes cuya acumulación en el torrente sanguíneo de colesterol es alta, ya que este será el factor que en gran medida determinará el fallo cardiaco. Las estatinas como todo medicamento presentan efectos adversos al organismo, especialmente a nivel hepático, por lo que su uso en atención primaria en salud se evita, ya que a este nivel de atención en salud se debe de proceder a aplicar medidas dietéticas principalmente; a ello se suma el hecho de que las investigaciones refieren que las estibinas solo tienen efectos terapéuticos significativos en atención secundaria en salud y no en atención primaria. Ya que en atención primaria en salud la afección es baja por lo que las estatinas no logran mayor efecto, mientras que a nivel secundario la afección provocada por el colesterol es tal que cualquier aporte que hagan estos fármacos será significativo, ya que la enfermedad estará avanzada.

    Como fundamento teorico nos podemos apoyar en que:

    En farmacología, se conoce como estatinas a un grupo de fármacos usados para disminuir el colesterol en sus distintas formas, especialmente el LDL, en aquellos pacientes que lo tienen elevado o que padecen de hipercolesterolemia y que, por tanto, poseen un mayor riesgo de desarrollar ateroesclerosis y de sufrir episodios de patología cardiovascular. Actúan por medio de la inhibición de la HMG- CoA reductasa, enzima que participa en a biosíntesis de colesterol, lo cual causa la disminución de algunas fracciones del colesterol en el organismo y, por lo tanto, ejercen una intervención positiva sobre los factores de riesgo cardiovascular, que conducen a numerosas patologías cardiovasculares, y que son la principal causa de muerte en el mundo desarrollado. A pesar de su corta historia (menos de 40 años), son muchos miles de estudios los que se han realizado en torno a las estatinas y cientos de miles los pacientes que han tomado estos medicamentos. Esto ha dado lugar a un amplio conocimiento de las características de estos fármacos que ha conducido a la síntesis de nuevas sustancias que mejoraran las propiedades de las anteriores. Sin embargo, también ha dado pie a conocer de forma amplia el verdadero perfil toxicológico de cada sustancia. Los estudios de fase IV de las estatinas han desvelado los riesgos del uso de estas sustancias durante largos períodos o en determinadas condiciones basales, lo que ha llevado, entre otras cosas, a la retirada del mercado de algún miembro de la familia debido a su mayor incidencia de efectos secundarios graves.

  4. Grupo: Denisse Salazar, Dolly Salguero, Delia Arriaza, Andrea Collado, Aurora Ruiz, Alejandra Tejeda, Alejandra López, Mariana Castillo, Gabriela Arrue, Anna S. agosto 8, 2010 a 3:25 am #

    RESUMEN DE PREVENCIÓN SECUNDARIA DE LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR CON ESTATINAS ¿HASTA DONDE?

    COMENTARIO

    Las estatinas han demostrado que disminuyen la morbimortalidad cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria y enfermedad ateroesclerótica con rangos muy diferentes de colesterol. Sin embargo en las terapias intensivas con altas dosis se han observado beneficios escasos y no se ha demostrado mejoría en la supervivencia de pacientes con enfermedad coronaria.

    No es recomendable sugerir un tratamiento con estatinas en pacientes con accidente cerebrovascular.

    Varios estudios clínicos han evidenciado que las mujeres y los ancianos se pueden beneficiar de la prevención secundaria con estatinas, a diferencia de lo que ocurre en la prevención primaria, donde la prevención con estatinas no demuestra ningún beneficio.

    Es importante que los profesionales de la salud estén actualizado respecto a las nuevas tendencias en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, puesto que anteriormente se pensaba que los hipocolesterolemiantes no tenían efecto en la mortalidad coronaria o infartos por arritmias ventriculares, insuficiencia cardiaca o la inestabilidad de la placa que se produce luego de un episodio coronario.

    Sin embargo, estudios actuales muestran que en pacientes con SCA y altos niveles de colesterol, el tratamiento temprano con estatinas puede producir beneficios a corto plazo. Considerando el mecanismo de acción de las estatinas en la reducción de la concentración de c-LDL, se ha estudiado el efecto de una terapia agresiva con estatinas en la prevención secundaria de pacientes con enfermedad coronaria estable. Sin embargo, se mostró que los efectos adversos son dosis dependientes, puesto que la terapia agresiva en la reducción de la concentración del c-LDL no producen resultados positivos significativos, pero sí aumentaron los efectos adversos.

    Es importante mencionar que los datos de efectos adversos y reducción de la concentración de c-LDL difieren con el tratamiento con diferentes estatinas, como lo son atorvastatina, simastatina y provastatina. Por lo tanto, considerando la posibilidad de abandono del tratamiento con altas dosis de estatinas debido al alto índice de efectos adversos, se debe considerar la relación riesgo-beneficio en la prescripción de esta terapia.

    Se encontró una incidencia de episodios vasculares significativamente menor en pacientes con c-LDL basal de < 116 mg/ dL y colesterol total por debajo de 193 mg/dL. Por lo que se concluyó que Si los niveles de colesterol son elevados en pacientes con enfermedad coronaria (infarto o angina) el tratamiento con estatinas reduce la moralidad coronaria y total, Si los niveles son más bajos se disminuyen los episodios coronarios pero no la mortalidad coronaria y que por debajo de 125 mg/dL de c-LDL no hay reducción. Por lo que solo son ciertos grupos de pacientes en los que se observan beneficios, en otros caso se pueden producir efectos adversos. Es importante mencionar que el colesterol no es un factos de riesgo de accidente cerebrovascular, pues aunque existen pacientes que se benefician no es concluyente el uso de estatinas (Atorvastina), para reducir el riesgo de ACV.

    Cómo se pudo notar las estatinas no presentan un beneficio relevante respecto a morbimortalidad en pacientes con insuficiencia cardiaca con colesterol bajo, por ende se puede concluir que el tratamiento con estatinas se debe de basar en niveles de colesterol. La mayor parte de pacientes con enfermedad coronaria deberían de utilizar estatinas, y más que todo en prevención secundaria para que el tratamiento sea más eficiente.

    Grupo:
    Denisse Salazar
    Dolly Salguero
    Delia Arriaza
    Andrea Collado
    Aurora Ruiz
    Alejandra Tejeda
    Alejandra López
    Mariana Castillo
    Gabriela Arrue
    Anna SChlesinger

  5. Grupo: Alejandra Mata agosto 8, 2010 a 4:45 am #

    Grupo de: Alejandra Mata

    Muy buenas noches, nos gustaría felicitarles por el blog de estatinas, es un blog muy completo en el cual se nos han informado desde: “¿Qué son las estatinas?”; hasta artículos que son muy interesantes y actualizados. Por otra parte como grupo nos gustaría comentar acerca de los dos artículos que se presentaron en clase, que nos sorprendió verlos ya tabulados, en nuestra opinión dos artículos muy completos.
    Con respecto al articulo sobre la “prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular con estatinas. ¿Hasta donde?” nos llamo muchísimo la atención la cantidad de estudios que se han realizado, es muy importante conocer esto como profesionales enfocados a la salud, saber el uso de las estatinas en diferentes situaciones, por ejemplo: Sabemos quelas estatinas son fármacos que inhiben la síntesis del colesterol, por lo que son utilizados para un beneficio en pacientes, por lo regular los estudios indican que los pacientes son beneficiados en base a diferentes variables como lo son la edad, sexo, el nivel de colesterol y la enfermedad cardiovascular que presentan.
    Con respecto a los tres primeros estudios que se presentan en el articulo (estudio 4S3, estudio CARE, estudio LIPID), se puede hacer una gran diferencia entre los dos primeros en los cuales se verifico la baja en la morbimortalidad de los pacientes y en el tercero no existe una diferencia significativa en la mortalidad a partir de diferentes causas. En general estos estudios se caracterizaron por que, las estatinas pueden prevenir la mortalidad en los pacientes con enfermedad coronaria y colesterol elevado principalmente.
    Las mujeres y los ancianos también que padecen enfermedad coronaria se benefician, en el caso de que estos pacientes sufran episodios cardiovasculares, pero no se ve una baja de la mortalidad total, así también el uso de estatinas en pacientes con enfermedad coronaria estable no trae beneficio alguno.
    Encontramos muy notoria, la relación que existe entre el medicamento y el nivel de colesterol, es decir que existe una reducción del riesgo coronario por cada unidad de colesterol que se disminuye. Se debe tomar en cuenta que si este tipo de medicamentos no se indican o prescriben correctamente, se tendrán efectos adversos indeseables a tal punto que se deberá dejar el tratamiento. Por ejemplo: las estatinas no deben administrarse a pacientes con ictus o AIT, así también las estatinas a dosis elevadas aumentan muchos de los posibles efectos adversos que estas presentan a dosis normales.

  6. Grupo de Cinthya Sandoval agosto 8, 2010 a 5:00 am #

    Las estatinas son útiles como terapia de prevención secundaria específicamente en la prevención de la mortalidad total y coronaria.

    Consideramos que es importante que todos los profesionales del área de salud, tomen en cuenta los efectos adversos que pueden provocar las estatinas, ya que de acuerdo al estudio IDEAL, la compañía y el estudio ENHANCE ocultaron datos sobre las reacciones adversas que se presentaron con este grupo de fármacos.

    Hacemos notar que no se debe generalizar el efecto benéfico morbi-mortalidad de las estatinas en las mujeres, puesto que el estudio se realizó en una población muy pequeña, observándose una reducción en los episodios sin ningún efecto en la mortalidad. Por el contrario, en los ancianos sí se obtuvo un efecto benéfico morbi-mortalidad al emplear estatinas, las cuales demostraron ser eficaces en reducir los niveles de c-LDL.

    Aún cuando el mecanismo de acción molecular de la ezetimiba, no se ha establecido por completo, se sabe que actúa a nivel de las microvellosidades del intestino delgado, siendo éste el sitio de absorción de lípidos, produciendo una potenciación en el efecto de las estatinas en reducir el c-LDL. A pesar de ello, la ezetimiba no ha demostrado reducir la morbi-mortalidad cardiovascular.

    Diversos estudios han demostrado que las estatinas en altas dosis disminuyen de forma importante la concentración de c-LDL, sin embargo, a su vez, aumentan la incidencia de los efectos adversos. De acuerdo al estudio PROVE-IT la terapia intensiva con altas dosis de estatinas para alcanzar bajos niveles de c-LDL (70-80 mg/dL) en pacientes con enfermedad coronaria sólo ha demostrado escasos beneficios en pacientes seleccionados y en variables combinadas de dudosa justificación, estos beneficios son pequeños y no mejora la superviviencia de los pacientes con enfermedad coronaria. La terapia intensiva aumenta notablemente los efectos adversos y plantea unos objetivos de c-LDL para los que hay que recurrir a dosis no toleradas por los pacientes.

    El estudio MIRACL logró determinar que, aún cuando el tratamiento con Atorvastatina logró una reducción del 42% en el c-LDL, no redujo la mortalidad, paro cardiaco, el IAM o la necesidad de revascularización (bypass o angiopastía). Sólo se redujeron los síntomas isquémicos recurrentes. La atorvastatina fue incapaz de modificar la rápida acumulación de episodios coronarios. Por lo que, debe evaluarse la idoneidad de la prescripción de este fármaco de acuerdo a las características y factores de riesgo de cada paciente.

    A nuestro criterio sería válido tomar en cuenta otras fracciones lipídicas además del c-LDL, ya que en distintos estudios no se logra un consenso en cuanto al nivel basal de este indicador, en algunos se considera que éste debe ser menos de 116 mg/dL para una menor incidencia de episodios vasculares, mientras que en otro estudio (LIPID) no se mostró ningún beneficio cardiovascular con niveles de c-LDL basal <135 mg/dL.

  7. Ma. Fernanda Fuentes Ureta agosto 8, 2010 a 11:23 pm #

    Este artículo muestra la recopilación de los estudios que se han realizado para verificar la eficacia de las estatinas en personas con riesgo coronario con colesterol elevado.

    En muchos de éstos se encuentra que las estatinas son eficaces y disminuyen la muerte de los pacientes que las utilizan, como lo es la simvastatina y la pravasatina. Sin embargo, esto no sucede con atorvastatina ya que esta presenta consecutivamente un incremento de la toxicidad o efectos adversos, dependiendo el riesgo coronario y tampoco disminuye la mortalidad de los pacientes. La atorvastatina fue además punto negativo en los estudios ya que durante el paso del tiempo, al presentarse los efectos adversos los pacientes abandonaban el tratamiento.

    Tambien se mensiona, que en estudios hechos en mujeres y ancianos, llegan a ser de mucho beneficio la prevención secundaria. Así tambien en pacientes que presentan sindrome coronario agudo y colesterol no elevado el tratamiento temprano con estatinas ha producido un muchos beneficios a corto plazo. Además estas en pacientes hospitalizados con sindrome coronario agudo presentan un aumento de transaminasas.

    La Ezetimib fue prescrita tambien para disminuir mortalidad cardiovascular pero en su estudio no lo demuestra; éste actua a nivel de las microvellosidades del intestino delgado e inhibiendo la absorcion intestinal del colesterol por un mecanismo molecular aun no conocido llega a alcanzar bajos valores de c-LDL.
    En estudios posteriores se dicen que por cada 1% de reduccion de c-LDL se reduce un 1.7% de riesgo.

    Llegando entonces a las conclusiones que si los niveles de colesteron son elevados el tratamiento con estatinas (algunas) reducen la mortalidad coronaria. * si los niveles son mas bajos, disminuye el numero de episodios coronarios pero no la mortalidad. Y por ultimo si son muy bajos, no se ve ningun tipo de reducción episodios en pacientes que no tengan un bajo c-HDL

    Ojo: se observa que en pacientes con aterosclerosis se beneficia con el tratamiento de estatinas…

    Ahora bien, como podemos responder si las estatinas SOLO utiles en terminos de disminucion de episodios en pacientes con bajo c-LDL… y si los pacientes tubieran tambien bajo el c-HDL???????

    Para terminar, se logro justificar que la ATORVASTATINA NO se puede utilizar en pacientes con un episodio cerebrovascular y con ictus; ya que el colesterol no es un factor de riesgo para riesgo ACV, y este solo vendria a ocasionar sus efectos adversos.

    En la Insuficiencia cardiaca las estatinas no muestran beneficio, en pacientes con colesterol no elevado por lo que no debe ser usado para tal afección.

    Sin embargo muchas personas que SI necesitan las estatinas y no las usan, y otras que utilizan estatinas en prevención primaria sin haberse valorado su RCV, que al final de cuentas termina teniendo poco beneficio su uso..!!

  8. Iris Maria Jose Sanchez Paz agosto 9, 2010 a 3:45 am #

    En este articulo se ve reflejado como el aumento de la dosis de una medicamento puede repercutir de forma negativa en su beneficio otorgado, aumentando sus efectos adversos, llevando a los pacientes a abandonar el tratamiento, tal es el caso de las estatinas que con el fin de disminuir la dosis de estatinas y así reducir los efectos adversos se propuso la utilización comnominate de estatinas+ezetimiba, (estudio, IDEAL), pero no se observó el resultado esperado, ya que se presentaron notificaciones por los sistemas de farmacovigilancia, debido a casos de elevación de creatinina cinasa, mialgias y rabdomiolisis, los cuales son los mismos efectos adversos que se presentan con una monoterapia de estatinas. Por lo que la mejor opción es el uso de dosis estándar de estatinas, ya que reducen la mortalidad total, la mortalidad coronaria y la morbilidad cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria.
    En el caso de los ancianos el tratamiento con estatinas es aun mas confuso, ya que a pesar de que los ancianos con enfermedad coronaria se ven beneficiados con el tratamiento, (excepto los que padecen de insuficiencia cardiaca), estudios realizados (SPARCL), han demostrado que los niveles de colesterol altos solo tienen una leve correlación con el ACV en edades jóvenes (40-59 años), con presión arterial baja, pero en pacientes mayores a 60 años e hipertensos, se asocia de forma negativa el tratamiento con estatinas, ya que se ha demostrado que a menor colesterol mas mortalidad por accidente cerebrovascular existe en este tipo de pacientes, debido a que el colesterol en estos pacientes es un factor protector del ACV hemorrágico. Esta relación inversa que también se sospecha tenga relación con el aparecimiento de canceres, aun se tendrá que seguir estudiando.
    La prescripción de estatinas en pacientes sin enfermedad coronaria pero con un ACV previo y niveles de colesterol por encima de 100mg-dl, si se observo una reducción de episodios cardiovasculares, pero la mortalidad cardiovascular no se modifico de forma significativa, por lo que se ve de forma clara que la prescripción de estatinas en toda persona que haya sufrido un episodio cerebro vascular, no es lo correcto.
    El uso de estatinas en la prevencion secundaria si es eficaz, pero como sucede en la mayoria de los casos la prescripcion primaria de estatinas sin antes medir en realidad cual es el riesgo cardiovascular del paciente a dado un resultado negativo al tratamiento, poniendo en duda su eficacia.

  9. Edna Vallejos agosto 9, 2010 a 4:09 am #

    Es necesario realizar un estudio clínico profundo al paciente evaluando el riesgo-beneficio que se va a tener un tratamiento farmacológico con estatinas, ya que los estudios demuestran que solo cierto porcentaje característico de pacientes se benefician con este tipo de medicamentos.
    Sin embargo estas se vienen utilizando desde hace ya varios años, y han demostrado ser eficaces en diferentes estudios como lo es en la reducción de manera considerable en las concentraciones de triglicéridos de más de 250 mg/100 ml y la reducción porcentual de la LDL-C es similar. (Stein et al 1998), disminución de triglicéridos en ayunas (Bakker-Arkema et al., 1996; Ose et al, 2000; Hunninghake et al, 2004). Efectos sobre el colesterol de lipoproteínas de de alta densidad, observándose un aumento de HDL-C y una disminución de LDL-C esto relacionado con efectos cardioprotectores potenciales. Como bien sabemos el una persona con márgenes de LDL-C elevado va a tener mayor riesgo de tener una enfermedad cardiovascular.
    En lo personal si veo un beneficio en la utilización de estatinas pero como bien lo enmarco conociendo ciertos factores como: edad, sexo, etnia, enfermedades que padece, efectos adversos para que pueda tener mayores beneficios y no riesgos en padecer en un futuro de una enfermedad cardiovascular o peor aún deteriorar más el estado en que se encuentra el paciente.
    Definitivamente este tipo de articulo permite analizar las oportunidades de mejorar la calidad de vida de una persona que posee un “alto nivel de colesterol con riesgo cardiovascular”, es necesario conocer más estudios recientes para poder utilizar las estatinas, y continuar evolucionando en la atención farmacéutica en este tipo de enfermedades crónicas con el fin de que aumente la adherencia a estos fármacos, sin dejar por un lado el tratamiento no farmacológico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: