COMBINACIONES DE ESTATINAS

1 Ago

La combinación de dos estatinas, un tipo de fármaco para reducir el colesterol en la sangre, podría conducir a un aumento en el riesgo de cáncer, afirma un estudio. La investigación, publicada en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra), encontró un aumento de 50% en el número de casos de cáncer.
Los expertos, sin embargo, advierten a los pacientes que no suspendan el medicamento a pesar de estos resultados. Las estatinas, un tratamiento que se ofrece a los pacientes con altos niveles de colesterol, uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiacas.
En muchos países del mundo estos fármacos son uno de los medicamentos más vendidos. Tal sólo en Inglaterra, se calcula que unas tres millones de personas toman el fármaco. El nuevo estudio, llevado a cabo con 1873 pacientes en el Hospital Universitario Ulleval, en Oslo, Noruega, analizó la eficacia del Inergy.

Aumento “potencial”
El Inergy es una combinación de tipos de estatinas, el simvastatin y un medicamento más nuevo llamado ezetimbe. El objetivo del estudio era analizar la eficacia de esta combinación de fármacos para reducir el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad) en pacientes con altos niveles de éste. Los investigadores no encontraron una reducción en los niveles de LDL en los pacientes, pero sí dicen que podría haber un “aumento potencial en la incidencia de cáncer”.
Los científicos compararon el número de casos de cáncer entre pacientes que tomaban el fármaco, con el número que desarrolló la enfermedad tras haber tomado un placebo, durante un período de cuatro años. En total, afirma el estudio, se encontraron 105 casos de cáncer entre los pacientes con Inergy, mientras que en el grupo del placebo hubo 70 casos. En ambos grupos hubo varios tipos de cáncer, pero la diferencia más obvia fue con los de próstata y de piel.
Los expertos subrayan, sin embargo, que el estudio es muy pequeño y se necesitan más investigaciones para descartar la posibilidad de que otro factor, y no el fármaco, sea responsable de la enfermedad. Por ejemplo, afirma una editorial en la revista, el hecho de que ezetimbe parece afectar la absorción de moléculas involucradas en el crecimiento de células cancerosas.

Azar
Por su parte, el profesor Terje Pedersen, quien dirigió la investigación, afirma que los resultados podrían ser aleatorios. Científicos de la Universidad de Oxford compararon los resultados de este estudio con otras tres investigaciones similares llevadas a cabo en el pasado. Los resultados, dicen en la misma edición de NEJM, no muestran evidencia de que el fármaco cause cáncer. Otros expertos apoyan este punto de vista y afirman que es importante que los pacientes continúen tomando sus medicamentos a menos que su médico les aconseje lo contrario.
La evidencia presentada en este estudio, afirman, no es concluyente por lo que será necesario llevar a cabo más investigaciones que confirmen o refuten este vínculo. Por su parte, un portavoz de la compañía farmacéutica Merck Schering- Plough, que produce Inergy, afirma que los resultados podrían ser “una anomalía” pero agrega que la compañía analizará más a fondo el estudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: